EL EMBARAZO

ALIMENTACIÓN DE EMBARAZADAS

La alimentación es muy importante durante todo el embarazo para el crecimiento adecuado del bebé y la salud de la madre.

Para una alimentación saludable debe comer alimentos frescos y naturales (frutas, verduras, legumbres, cereales y carne) y evitar los industrializados (gaseosas, chorizos, salames, papas fritas, con mucha sal o azúcar, etc.).

Debe comer alimentos ricos en HIERRO, como:

  • carne de vaca, aves, pescado y menudencias (corazón, hígado, riñón);
  • porotos, lentejas, arvejas;
  • acelga, chauchas, espinaca, berro, perejil;
  • miel de caña, maní, nuez y castaña;
  • soja en granos o preparada;
  • también algunos alimentos ricos en vitamina C, como limón, naranja, mandarina, pomelo, acerola, piña, mamón;
  • verduras como espinacas, acelgas, kuratú, perejil, tomates y locotes verdes y rojos.

Consumir YODO, pues ayuda a la formación del cerebro del bebé. Se encuentra en la sal yodada, la sardina, el atún y demás pescados.

Comer 4 porciones al día de alimentos ricos en CALCIO, para la formación de los huesos y dientes del bebé. Los alimentos que lo contienen son los lácteos (leche, yogurt, quesos); hortalizas de hojas verde oscuro (espinaca, acelga, repollo, berro); semillas o aceite de sésamo.

Ingerir menudencias, verduras de hojas verde oscuro, remolacha, maní, aguacate y porotos. Todos estos alimentos contienen ÁCIDO FÓLICO, que ayuda a prevenir problemas en el cerebro y en la columna del bebé.

Preferir alimentos asados o cocidos que fritos. Evitar pescado, huevos, carne o pollo crudos.

Si te gustó esta información, compartila en tus redes: