MIS PRIMEROS MESES DE VIDA

EL BEBÉ DE 6 A 8 MESES

Que puedo hacer

¿Que puedo hacer a esta edad?

Ya puedo jugar solo un ratito. Me gusta ir de paseo y ver cosas nuevas, aunque no me gustan las personas extrañas, y lo demuestro poniéndome a llorar.

Me gusta que me hagas cosquillas y que me toques cuando me alimento, me baño o cuando jugamos. Busco ayudarte a agarrar mi biberón mientras me das de comer.

Colaboro cuando me vestís, extendiendo mis brazos y mis piernas; me quito un sombrero, zapatos y medias, pero necesito tu ayuda para ponérmelos de nuevo.

Puedo jugar contigo un rato largo cuando hacés los mismos sonidos que yo u otros diferentes.

Me puedo mantener sentado en el suelo y mirar a mi alrededor, incluso giro mi cabeza y te miro si me llamás por mi nombre. Estiro mis brazos cuando quiero que me des tu atención.

Me gusta tomar los juguetes y los objetos, pudiendo incluso producir sonidos (sonajeros y maracas).

Que pueden hacer

¿Que pueden hacer para acompañarme?

Dejame que me mueva por un espacio amplio, como la alfombra o el suelo. Cuando me pongas a gatear, vigilá que no me acerque a muebles u objetos que no sean seguros. Nunca me dejes solo o sola en un lugar nuevo ni por mucho tiempo con alguien extraño.

Sacame a pasear a lugares cercanos en el barrio, así me acostumbro al trato con otros que no son de la familia.

Espero que tengas paciencia cuando insisto en sostener una cuchara mientras estoy comiendo, aunque no lo haga muy bien o derrame mucho.

Comenzaré a caminar, y seguro que voy a caerme o perder el equilibrio. Necesito que me levantes para que de nuevo intente seguir: acordate que debo ganar la seguridad y confianza.

Cantame canciones con gestos para que las aprenda e intente repetirlas. Animame a hacer ruidos con los objetos y disfrutá conmigo de este juego. Cuando hago gestos para que me alces o me atiendas, haceme caso. Brindame afecto y no te olvides de bailar y cantar conmigo mientras me alzás upa. Cuando repitas los sonidos, empezá a combinar algunos, así voy aprendiendo palabras. Sentame cerca de ti o en tu regazo y mostrame fotos y láminas de revista o libros contándome lo que vemos.

Juguemos a seguir órdenes sencillas como dame la mano, decí chau, tirame un besito, vení conmigo, agarrá el perrito y otras parecidas. También podés preguntarme dónde está mi juguete preferido, mi papá o mi mascota.

Para que gatee, podés ponerme en el piso y mostrarme un juguete llamativo para que lo alcance. Luego, cambiá el juguete de lugar para que trate de tomarlo y gatee en diferentes direcciones. Sentate vos también en el piso y pedime que pase gateando por encima de tus piernas, o apoyá las plantas de mis pies para que me impulse y pueda lograrlo.

Si te gustó esta información, compartila en tus redes: